Travesía 339 – Gabardito de Hecho -Collado Agüerri – Refugio Costatiza – Campamento de S. Juan de Dios

Travesía por el valle de Hecho rodeando Peña Agüerri y bajando por Costatiza

Los meses de julio y agosto los programas de senderismo de Peña Guara no ofrecen actividades, sin embargo son los meses de máxima actividad del programa Pico a Pico. Por ello, la travesía del pasado domingo día siete fue la primera tras el parón veraniego.

Siete kilómetros más allá de Hecho un indicador nos invita a desviarnos a la derecha, cruzar el puente de Santa Ana sobre el Aragón Subordán, y por una estrecha carretera acceder al refugio de Gabardito desde donde a las nueve de la mañana partíamos una treintena de senderistas con unas perspectivas dudosas en cuanto a las buenas condiciones meteorológicas anunciadas para la zona. Se comienza por un amplio camino en dirección este y con suavidad, pero de forma constante, se va ganando altura entre la mirada aburrida de las muchas vacas que encontramos y unos resaltes rocosos a nuestra derecha.

En la primera bifurcación, bien señalizada, tomaremos la senda de la izquierda que desciende hacia el barranco. La de la derecha, en ascenso, nos llevaría por el collado del Foratón a terminar en el refugio de Lizara ya en el valle de Aragües del Puerto. La senda descendente baja al barranco pasa pegada al Salto de la Vieja y llega a un pequeño valle que en la primavera y principio de verano es un lugar idílico: bonito torrente, espectacular salto de agua y abundantes flores en los prados. El otro día faltaba el agua.

Durante un buen rato vamos a caminar hacia el este, junto al barranco de Agüerri, por una senda muy cómoda que permite las conversaciones entre los senderistas para ir comentando las travesías, picos alcanzados y excursiones realizadas en las vacaciones pasadas. Dejaremos este torrente para cambiar en dirección norte por donde desciende entre pequeñas cascadas y pozas horadadas en la roca el barranco de Taxeras. El escalón rocoso  que soporta el pequeño valle se salva por una senda que ejecuta bastantes lazadas por lo que es muy cómoda. Arriba entre pastizales nos dispusimos a almorzar con un cielo arañado y una suave brisa que conformaban una temperatura ideal para caminar.

Tras cruzar el vallecito de Taxeras otro escalón, este de mayor altura, queda ante nosotros pero paso a paso, sin pausa pero sin prisa, pronto se supera para encontrarnos con un circo espectacular. Hemos llegado al Achar de Secús. A nuestra derecha las imponentes paredes del Bisaurín que aun conservan algún helero, a su lado el Puntal de Secús, una perfecta pirámide, a la izquierda  Punta Agüerri y enfrente los picos de Secús y Costatiza todos ellos con ese color grisáceo propio de las rocas calizas que contrasta con el verde de los prados que ascienden hasta las zonas más escarpadas  y todo enmarcado por nubes de algodón aunque algunos cúmulos sueltos, bastante oscurecidos, sembraban dudas sobre lo que podía ocurrir al final.

Frente a nosotros quedan dos collados, parece más sencillo y bajo el de la derecha pero nosotros, remontando un torrente, nos dirigimos hacia el de la izquierda y cada vez que levantas la cabeza y ves las verticales paredes, te entran serias dudas de la posibilidad de acceder a él, pero confiando en los guías, pues adelante. Al pie de los paredones se hace un reagrupamiento general y ser advierte de la necesidad de ir reagrupados, en perfecta fila india, ya que los pasos son únicos, la senda no existe y el riesgo es manifiesto. Con cuidado y apretando los dientes a la una del mediodía estábamos todos arriba del collado.

Nueve compañeros, los más fuertes o deseosos de apuntar otro pico a la colección, emprendieron las duras, por inclinación y rocas, laderas del pico de Agüerri. El resto nos quedamos a hacer fotografías y contemplar el extenso panorama que teníamos ante nuestros ojos. Por el norte toda la cadena de picos que desde el Anie, en Navarra, pasando por la Mesa de los Tres Reyes se extiende hasta Peña Forca quedando en medio el siempre espectacular Chipeta, ese que visto desde el Campamento Ramiro el Monje de Oza parecía a los ojos de un muchacho de nueve años, inaccesible.  Hacia el sur entre los picos se adivinaba al Balaitús y la cresta de Frondiellas todavía con abundante neveros.

Tras un apreciado descanso comenzamos el largo descenso que nos tenía que llevar hasta el Campamento de San Juan de Dios a orillas del Aragón Subordán. Sin senda marcada y guiados por los tracks de lo GPS fuimos descendiendo hacia el barrando del Jardín y el refugio de Costatiza. Comenzaron a caer algunas gotas de lluvia, las suficientes para dejar muy resbaladizas las zonas herbosas y en pendiente por donde teníamos que pasar.

La suerte no estuvo de nuestra parte y un compañero se produjo una lesión en el tobillo, rotura o fuerte esguince, por lo rápido que se inflamó, por el dolor que sentía y la imposibilidad de apoyar el pie y como por delante teníamos todavía un fuerte y pronunciado descenso, se tomo la decisión de solicitar ayuda al helicóptero de los GREIM.

Aprovechamos a comer mientras llegaba, cosa que hizo poco más de una hora después de la llamada, soportamos un fuerte chaparrón con bolitas de granizo incluidas y proseguimos el penoso descenso por herbazales al principio, hayedos más tarde y pinos al final. La mayor parte por antiguas tiraderas de troncos y cualquier senderista sabe la exigencia que estos tramos suponen para  las rodillas  y el cuidado y  atención constante para no hacer sentadillas involuntarias.

A las cinco y media de la tarde llegábamos al autobús donde nos esperaba nuestro compañero accidentado al que habían bajado esos “ángeles del cielo” que son para los montañeros los Grupos de Rescate e Intervención en Montaña  de la Guardia Civil. ¡¡Gracias por vuestra soberbia ayuda!!.

Los datos que aportaron los GPS fueron que habíamos superado un desnivel de subida de 970 m, 1.230 m de descenso, una longitud de casi 15 km., con un tiempo neto de caminar de casi seis horas.

El próximo domingo día catorce el grupo de Rutas por la Provincia tiene programada su salida por la Calzada Romana de Hecho y para el siguiente domingo, día veintiuno, TAA ha variado el programa inicial y en lugar de subir a la Fuente Elvira en Canfranc, que queda para el primer domingo de octubre, realizaremos la travesía que partiendo de Astún y pasando por los ibones franceses de Ayoux termina en el Chemin de la Mature en Francia.

 

Costatiza marcada